Stop all the clocks, cut off the telephone,
Prevent the dog from barking with a juicy bone,
Silence the pianos and with muffled drum
Bring out the coffin, let the mourners come.

Let aeroplanes circle moaning overhead
Scribbling on the sky the message He is Dead.
Put crepe bows round the white necks of the public doves,
Let the traffic policemen wear black cotton gloves.

He was my North, my South, my East and West,
My working week and my Sunday rest,
My noon, my midnight, my talk, my song;
I thought that love would last forever: I was wrong.

The stars are not wanted now; put out every one,
Pack up the moon and dismantle the sun,
Pour away the ocean and sweep up the wood;
For nothing now can ever come to any good.

— o —

Detened los relojes, apagad los teléfonos,
Arrojad huesos a los perros para que no ladren,
Silenciad los pianos, y con tambores en sordina
Sacad el ataúd, dejad paso al cortejo.

Haced que los aviones vuelen en círculo
Y tracen en el cielo el mensaje Él se ha muerto.
Poned crespones negros en los cuellos de las palomas callejeras,
Vestid a los guardias de tráfico con guantes negros.

Él era mi Norte, mi Sur, mi Este y Oeste,
Mi jornada de trabajo y mi descanso de domingo,
Mi mediodía, mi medianoche, mi palabra, mi canción;
Pensé que el amor sería eterno: fue un error.

Ya no se necesitan las estrellas; apagadlas todas,
Empaquetad la luna y desmantelad el sol,
Vaciad el océano y barred los bosques;
Porque ya de nada sirven sin su voz.

W.H. Auden (April, 1936)


Más sobre… WYSTAN HUGH AUDEN

Poeta y ensayista nacido en York, Yorkshire (norte de Inglaterra), en 1907.Su infancia transcurrió en Birmingham donde su padre ejercía como profesor de la escuela de medicina. Muy pronto se interesó por la poesía, y al ingresar a la Universidad de Oxford, escribió los primeros poemas. Su primera colección apareció en 1930, convirtiéndolo en la voz más influyente de la nueva generación de poetas ingleses.Visitó Alemania, Islandia, China y España, y finalmente se estableció en Estados Unidos en 1939 donde más tarde se hizo ciudadano americano.

Entre sus obras más destacadas se cuentan «Hombre doble» en 1941, «El escudo de Aquiles» en 1955, «Poemas extensos completos» en 1969 y «La edad de la ansiedad«, ganadora del Premio Pulitzer en 1948. De 1954 a 1973 fue director ejecutivo de la Academia Americana de Poetas y dividió la mayor parte se su tiempo entre Nueva York y Austria. Falleció en Viena en 1973.

Entre sus más conocidos poemas, se encuentra “Funeral Blues” o “Stop All the Clocks” (como también es llamado por su famoso primer verso, sin duda popularizado por la película “Four Weddings and a Funeral” (Cuatro bodas y un funeral), que aquí vemos en su último formato (lo reescribió en varias ocasiones).


Nuestr@ colaborador/a opina…

José Gómez, profesor de Inglés de nuestro Centro:

«El poema, en su formato actual, es una elegía, un canto fúnebre o lamento por la muerte de un ser querido. Tiene cuatro estrofas de cuatro versos cada una con un variado número de sílabas y utiliza un lenguaje informal y vocabulario indicativo de objetos de uso cotidiano.

Se nos presenta desde la perspectiva de un hombre que ha perdido a su ser amado y reclama el silencio de todos esos objetos de uso diario (el teléfono, los relojes, los tambores o los pianos) y los animales cercanos. No obstante, quiere resaltar al fallecido, presumiblemente alguien normal y corriente, como alguien valioso y noble. Quiere igualmente que su pérdida no pase inadvertida para los demás, no sólo para el poeta.

En la tercera estrofa el escritor nos recuerda cuánto significaba para él la persona que ha muerto, haciendo hincapié en el estrecho vínculo que los unía y la plenitud de su vida en común. De igual forma, nos señala la inevitabilidad de la muerte, que a todos nos llegará y que hará que todos en algún momento suframos la pérdida de un ser amado.

En la última estrofa, el poeta exige a la naturaleza que preste atención a su dolor, pidiéndole que se apaguen las estrellas, la luna o el sol, y que se deshaga del océano y los bosques. El final del poema indica la total desesperanza del poeta, dejando al lector con la amargura más profunda por la pérdida de su ser amado.»


A continuación, veamos la escena del funeral en la película antes mencionada en la que se recita este hermoso poema (en versión original):

Y en la versión doblada al castellano:

FUNERAL BLUES

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *