Resultado de imagen de amor de madre

REGRESIÓN

             Y aunque no quise el regreso

                            siempre se vuelve al primer amor.

                                                       Alfredo Le Pera

 

Tú quédate, no impidas

esta mano templada.

Muéstrate verdadera y dime, suave,

la lentitud del mundo si vives en la ausencia:

que un tiempo nos buscamos torpemente,

que nos equivocamos.

Tú acércate con dudas,

devuélveme el asombro

de aquel breve, infinito primer beso,

el temblor en tus ojos

de niña sorprendida en el pecado.

Deshazte de la ropa.

Tú separa los muslos

e imagina el gemido de unos cauces

con las aguas crecidas,

siente el salitre denso, desbocado

del río al diluirse en el océano.

Tú piensa en tierras húmedas después de una tormenta.

Y acaríciame dulce,

recógeme en tu pecho

la promesa

de que ya no te vas,

susurra que mañana

vamos a amanecer, mi vida, a medias;

pero antes de que el sueño nos aísle

dame otra vez tus labios recién hechos,

ondúlalos como una bienvenida,

enjúgame el sudor

pacientemente, madre.

RAFAEL ESPEJO

 

SIEMPRE

La lámpara en la mesita de noche,

los buenos días por la mañana,

el “dame un beso” antes de irme,

el libro en la estantería,

la foto en el marco,

el amanecer del sol por el este

que anuncia un nuevo día,

el brillo de la luna.

Siempre, esa sonrisa

que aun muy negro esté el cielo

siempre acaba remarcando

y siendo la que más brilla.

Que vengan miles de rosas,

 mas mi margarita nunca me abandona.

JAVIER AMEZCUA

    Esta semana en La Pausa hemos querido celebrar el Día de la Madre con una propuesta de Mª Dolores Ariza que aúna dos poemas y una canción. El primer poema, “Regresión”, pertenece al libro El vino de los amantes del poeta cordobés Rafael Espejo, que nos visitó hace unos meses. El segundo, “Siempre”, es de un alumno, Javier Amezcua, que ya participó en nuestra revista. Por último, proponemos  una canción del grupo de pop español Danza Invisible, “Amor de madre”, cuyo título podría ser el tema que comparten todos estos textos.

AMOR DE MADRE

Ya me olvidó, la que me quiso tanto,

¡a qué triste suerte me abandonó!

 

¡Qué breve ser feliz

mientras la eternidad procura mil desdichas para mí!

 

Ay, tu nombre grabaré,

para borrar los nombres de otros amores.

 

Amor de madre, amor de madre.

 

Que corra la tinta, como ha corrido el vino,

que de hoy para siempre soy otro distinto.

 

Y tú que todo diste, y que nada esperaste,

y tú que me has de querer hasta la muerte,

y me quisiste antes de ser yo.

 

Ay, tu nombre grabaré,

para borrar los nombres de otros amores.

 

Amor de madre, amor de madre.

 

                               DANZA INVISIBLE

«REGRESIÓN» Y «SIEMPRE»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *