Diego no conocía la mar. El padre, Santiago Kovadloff, lo llevó a descubrirla.
Viajaron al sur.
Ella, la mar, estaba más allá de los altos médanos, esperando.
Cuando el niño y su padre alcanzaron por fin aquellas cumbres de arena, después de mucho caminar, la mar estalló ante sus ojos. Y fue tanta la inmensidad de la mar, y tanto su fulgor, que el niño quedó mudo de hermosura.
Y cuando por fin consiguió hablar, temblando, tartamudeando, pidió a su padre:
-¡Ayúdame a mirar!

EDUARDO GALEANO

Eduardo Galeano (Uruguay, 1940-2015) comenzó su carrera como periodista. Sus grandes pasiones eran el fútbol y la literatura. El pasado año falleció a consecuencia de un cáncer de pulmón. Sus libros más conocidos, Las venas abiertas de América Latina (1971) y Memoria del fuego (1986), han sido traducidos a veinte idiomas. Sus trabajos trascienden géneros ortodoxos y combinan documental, ficción, periodismo, análisis político e historia. Su literatura denuncia injusticias y siempre invita al lector a reflexionar sobre los grandes problemas de la humanidad.

Comenzamos este nuevo curso con un texto del autor uruguayo, fallecido este año. La maravilla del descubrimiento, el asombro y el deseo de conocer más, como el niño del relato, son, en definitiva, los verdaderos objetivos de la enseñanza. Os deseamos un buen curso en el que viváis muchas experiencias gratificantes.

Podéis escuchar al propio autor leyendo el texto que publicamos.

 

EL MAR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *